Hay dones que se convierten en maldiciones. Y hay maldiciones que liberarán a todo el universo.

El don de la joven CYRA consiste en provocar dolor. El mismo dolor atroz que ella siente en todo momento.

El don de AKOS le hace inmune a los dones de los demás, pero ¿bastará para salvar a su familia y a sí mismo de un destino tan injusto como cruel?

En un universo en guerra, los dones de CYRA y AKOS hacen que sean vulnerables, peones en manos de quienes quieren aprovecharse de su poder. Su única esperanza reside en aunar esfuerzos para luchar contra la injusticia y…

Convertir el dolor en fuerza. La desconfianza en lealtad . El amor en ansia de libertad.